Las medidas del PGA Tour para la reanudación de competencias

San Isidro, 20 de mayo. En los últimos días, la organización del PGA Tour envió a los golfistas un manual de protocolo para los certámenes a disputarse en medio de la pandemia causada por el COVID-19, coronavirus que ha obligado a postergar y cancelar una gran cantidad de torneos en el mundo.

Tal y como indica la nota publicada en la sección “Fiebre de Golf” del Listín Diario, uno de los medios de comunicación más importantes de República Dominicana, el PGA Tour pondrá a disposición vuelos chárter para los profesionales, cuyo principal medio de transporte son los aviones.

El Tour organizará un vuelo chárter de cada torneo en el PGA Tour, PGA Tour Champions y Korn Ferry Tour que partirá el lunes posterior a cualquier certamen hasta la siguiente sede de competencia. Estos aviones contarán con una capacidad de 170 pasajeros, un número reducido por las medidas de seguridad frente a la pandemia. Los golfistas del PGA Tour deberán realizar un pago de 600 dólares por cada asiento (los suyos y el de sus caddies).

Para el caso de los jugadores y caddies del Korn Ferry Tour, el precio se reducirá al a mitad ($300). El reembolso se efectuará en caso de que jugadores o caddies cancelen el trámite 24 horas antes del vuelo. Esta opción también aplica para los jugadores que arrojen positivo por COVID-19 antes de subir al avión.

“Sabemos y anticipamos que muchos jugadores y caddies elegirán conducir de una ciudad a otra. Los jugadores también podrían usar sus horas de NetJets”, afirma Andy Levinson, vicepresidente sénior de la administración de torneos del PGA Tour.

En cuanto a las medidas frente a un eventual positivo de COVID-19 en un golfista, el PGA Tour cuenta con un manual de seguridad bastante estricto: los jugadores serán evaluados antes de viajar y apenas hayan llegado a su próximo certamen. Se respetarán las medidas de distancia social, instalación en hoteles aislados y serán evaluados térmicamente de manera constante.

En ese sentido, si algún deportista presenta una temperatura mayor a los 38 grados (100.4 Fahrenheit), se dará inicio a un protocolo que inicia con una prueba de COVID-19. En tanto, el golfista podrá acudir al lugar de la competencia, pero sin acceder a la instalación hasta obtener los resultados. De tratarse de un positivo, el jugador es retirado inmediatamente del evento, pagando el fee que obtendría por el último puesto.

Author: Area Prensa

Share This Post On